Andorra se convierte en el miembro 190 del Fondo Monetario Internacional

El Principado de Andorra se convierte en el miembro nº 190 del Fondo Monetario Internacional (FMI). Un proceso que empezó en enero del 2020, con la petición formal del Ministro de Finanzas y Portavoz del Gobierno de Andorra, Eric Jover, ante este organismo. La noche del viernes 16 de octubre 2020 fue depositado el instrumento de ratificación en Washington, en la sede del FMI, por la Embajadora de Andorra en los Estados Unidos, Elisenda Vives. Seguidamente la Embajadora firmó los estatutos en representación del Gobierno de  Andorra.

La Directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, informó que le complace dar la bienvenida a Andorra como nuevo miembro y que la organización trabajará estrechamente con el gobierno andorrano para alcanzar sus objetivos de crecimiento, en cooperación con otros socios de la comunidad internacional.

Un dato interesante es que solo 4 países miembros de la ONU no son miembros del FMI: Cuba, Liechtenstein, Mónaco y Corea del Norte.


Andorra pasa a ser el país miembro 190 del Fondo Monetario Internacional


Aunque Andorra mantiene relaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) desde hace años, con esta incorporación, Eric Jover asegura que Andorra mejorará su reputación y homologación internacional. Además afirma que Andorra va a “tener acceso a más y mejor asistencia técnica y formación en temáticas financieras, y abre la puerta a tener una red de seguridad financiera en caso de necesidad”.

El ejecutivo del FMI está formado por 24 directores. Estos representan a las circunscripciones y países miembros. Andorra entra en el grupo formado por Bélgica y Holanda. El ministro de Finanzas explicó que optó por este grupo debido a las similitudes financieras que tienen con los demás países que conforma. Andorra, al ser miembro de pleno derecho, participó el viernes en su primera votación para la elección del nuevo director ejecutivo de su grupo, Paul Hilbers.

En resumen, la entrada de Andorra al FMI incide positivamente en la reputación y prestigio del país, mejorando su calificación a nivel mundial. El país podrá recibir un examen anual o “comprobación del estado de salud” de su economía por parte del FMI, podrá acceder a formación y asistencia técnica además de posibles préstamos en caso de emergencia.