Todo sobre los impuestos en Andorra

Andorra es conocida mundialmente por ser un pequeño país tan bonito por sus valles y montañas como por su rica cultura. En medio de los pirineos, encontramos un país donde llama la atención sus leyes fiscales de recaudación de impuestos, que tienen mucha menos presión que en otros países tanto para su empresa como para su fiscalidad personal.

Impuesto de sociedades para empresas grandes y pymes

El Principado es un lugar ideal para las multinacionales y también para las Pymes. Con un impuesto de sociedades en Andorra máximo del 10% por ley que puede reducirse hasta los 2% según tipo de empresa, es uno de los más bajos en toda Europa. Crear una empresa en Andorra o bien establecer la sede de una empresa en el Principado es una opción a valorar para pequeñas y medianas empresas, así como para estructuras más grandes.

El IVA en Andorra : el más bajo de Europa

De forma parecida al impuesto de sociedades, el IVA en Andorra es el más bajo en Europa. Su tipo general es del 4,5%, viéndose reducido al 1% en bienes y servicios relativos a la sanidad, educación, cultura, alimentos y alquileres. Esto significa que el IVA en Andorra es mucho más pequeño que sus países vecinos, Francia y España, con 20 y 21% respectivamente.

El IRPF en Andorra es ideal

Como los impuestos citados anteriormente, el IRPF en Andorra se mantiene mucho más bajo que la mayoría de países europeos. El IRPF en Andorra no existe hasta salarios superiores a los 24.000€ y a partir de esa cifra sube respecto a la renta de cada trabajador hasta llegar al 10% en salarios de más de 40.000€. Este 10% es la tasa más elevada de IRPF en Andorra, cuando esta misma tasa máxima en España se encuentra en el 50%.

  • Exención de los primeros 3.000€ en concepto de rendimientos de inversiones.
  • Exención del 100% de los primeros 24.000€ en concepto de rendimientos del trabajo, y deducción del 50% del siguiente tramo de 16.000€.
  • Exención total de los dividendos emitidos por una sociedad andorrana y percibidos por un residente andorrano.
  • Sin retención de impuestos sobre los dividendos de empresas andorranas para no residentes.

Impuesto sobre la renta en Andorra para los no residentes

Las personas o empresas cuya actividad profesional o empresarial se desarrolle en territorio andorrano, pero su residencia permanente esté fuera de Andorra, están sujetas a un tipo de fiscalidad que en general es de un 10%. Están obligadas a pagar este impuesto las empresas prestadoras de servicios y empleados en empresas andorranas. Suelen ser trabajadores transfronterizos españoles y franceses que viven en sus respectivos países pero de manera esporádica y no permanente trabajan en Andorra. También se aplica a los empleados de empresas proveedoras de servicios, profesionales relacionados con la educación, artistas y empleados afiliados a la CASS.

En el caso de rentas pagadas en forma de tasas, el impuesto es del 5% de la factura pagada y para el reaseguro el 1,5%. En el caso de alquileres inmobiliarios, se aplica una reducción del 20% sobre el importe recibido.

Fiscalidad de plusvalías en Andorra

Las ganancias de capital se tratan como cualquier otro ingreso económico ordinario y generalmente están sujetas a impuestos a una tasa del 10%. No obstante, si las plusvalías proceden de la transmisión de participaciones calificables o de la transmisión de la correspondiente participación en una sociedad controladora, están exentas de impuestos. Si posee el 25% o menos de una empresa, puede vender sus acciones sin impuestos. No hay impuestos sobre las ganancias de capital para los activos poseídos por más de 10 años.

Impuestos inmobiliarios en Andorra

Para comprar una vivienda en Andorra hay que tener en cuenta que el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales es del 4% en total, repartido entre gobierno y parroquia. Por otro lado, existe un impuesto relacionado a la Plusvalía Inmobiliaria que disminuye del 15% al 1% y se aplica a las utilidades generadas por las operaciones inmobiliarias, venta de inmuebles, en función del tiempo que el propietario mantuvo la vivienda antes de venderla:

  • 15% si vende su propiedad dentro de 1 año
  • 13% si la vende en menos de 2 años
  • 10% si la vende en menos de 3 años
  • Luego va disminuyendo un 1% cada año

De esta forma, el Gobierno de Andorra intenta evitar la especulación inmobiliaria en el país.

Beneficios sustanciales en impuestos para los residentes en Andorra

En cuanto al Impuesto de sucesiones y donaciones, tenemos buenas noticias ya que en Andorra las herencias están libres de impuestos para los residentes, sean ciudadanos locales o extranjeros cuya residencia fiscal esté en el Principado de Andorra. Tampoco se aplican impuestos a las donaciones entre personas en Andorra ni sobre el patrimonio. Incluso si los intereses bancarios no superan los 3.000 € anuales, también están exentos de impuestos. Estas son otras de las muchas ventajas fiscales que Andorra ofrece y por qué es interesante trasladar su residencia fiscal al país de los Pirineos.

La presión fiscal es mucho más baja en Andorra si comparamos estas tasas de impuestos con países como España y Francia. Poseer una residencia fiscal en Andorra, crear una empresa en Andorra, o trabajar en este país tiene unas increíbles ventajas a nivel de impuestos.