Es un hecho que cada día que pasa más personas y empresas se muestran interesadas en trasladar su residencia a Andorra. Ya sea por los bajos impuestos, su alta calidad de vida o la posibilidad de vivir en un país tranquilo y seguro, el Principado ofrece para cada persona ventajas muy interesantes.

Para instalarse en Andorra debe tramitar primero un tipo de visado o residencia: la residencia pasiva o la residencia activa. Aclaremos desde el principio que estos permisos de residencia no son permanentes, lo que significa que deben ser renovados de acuerdo a lo que estipula la ley. Mientras más años viva en el Principado, los períodos de renovación serán más largos, pero inevitablemente tendrá que pasar por este trámite.

Para la residencia pasiva los plazos de renovación son los siguientes:

  • Inicialmente se otorga por 2 años, renovable por 2 años más
  • Después por 3 años y las siguientes cada 10 años

En cuanto a la residencia activa, la duración va de la siguiente manera:

  • La primera es por 1 año
  • Las dos siguientes por 2 años
  • La cuarta por 5 años para ciudadanos españoles, franceses y portugueses. Para el resto de nacionalidades es por 2 años
  • Las siguientes cada 10 años

Es importante recalcar que para cada renovación deberá demostrar que sigue cumpliendo con los requisitos que marca la ley para el tipo de residencia que tenga.

Entonces, ¿cómo se obtiene la residencia permanente en Andorra?

La única manera de vivir en Andorra sin necesidad de renovar la residencia es optando por la nacionalidad andorrana. El decreto legislativo del 28 de marzo de 2007 indica que: “Nadie puede adquirir o recuperar la nacionalidad andorrana en aplicación de los artículos 9,10,11,12 y 26 si, previamente, no ha establecido su residencia principal y permanente en el Principado de Andorra y si, en el plazo previsto en el artículo 28, no ha demostrado haber perdido la o las nacionalidades que poseía anteriormente.” .

La adquisición de la nacionalidad andorrana está permitida en los siguientes casos:

  • Por adopción plena
  • Desde un progenitor o abuelo
  • Por matrimonio
  • Por naturalización
  • Por naturalización de uno de los progenitores

A continuación explicaremos el proceso a seguir por naturalización, que es el caso más habitual entre los extranjeros que tienen una residencia activa o pasiva en Andorra. Si desea información de las otras opciones, puede visitar la web del Ministerio de Justicia e Interior.

Adquisición de la nacionalidad por naturalización

Pueden adquirir la nacionalidad andorrana por naturalización las personas extranjeras que la soliciten por escrito al Gobierno y acrediten:

  1. Haber tenido su residencia principal y permanente en el Principado de Andorra durante los 20 años previos a la presentación de su solicitud y probar su integración.
  2. Haber tenido su residencia principal y permanente en el Principado de Andorra durante los 10 años previos a la presentación de su solicitud, desde los 6 hasta los 16 años de edad, y haber cursado íntegramente la escolaridad obligatoria en un centro educativo andorrano.

Además, los extranjeros deben:

  • En un plazo de 5 años aportar la prueba de haber perdido la o las nacionalidades que tenga y declare bajo juramento no haber hecho nada para recuperarlas.
  • Tener un expediente limpio sin antecedentes penales.

Se expedirá un pasaporte que establece un derecho de adquisición de la nacionalidad andorrana si en el plazo de 5 años aporta pruebas de haber perdido la o las nacionalidades que tenga.

Para las personas que no hayan realizado estudios en Andorra, tendrán que presentar a un examen escrito de cultura general sobre el país y aprobar un examen oral, ambos en catalán

Residencia o Nacionalidad

Como explicamos anteriormente, solicitar la nacionalidad andorrana, en principio, requiere una espera mínima de 10 o 20 años, dependiendo del caso. Además del cumplimiento de los requisitos que imponga la ley, uno de ellos la renuncia de su ciudadanía actual por la andorrana. Por otro lado puede vivir en Andorra sin problemas, siempre y cuando los términos de la residencia activa o pasiva que tenga se cumplan, renovando su residencia en los plazos establecidos. Si su deseo es vivir definitivamente en Andorra, quizás optar por la ciudadanía sea lo más adecuado. Esta decisión dependerá de su plan de futuro.

Si quiere obtener más información sobre cómo afectaría tener la nacionalidad andorrana, le invitamos a que contacte con nuestros consultores para una asesoría personalizada.