Criterios de la residencia fiscal en Andorra

Un permiso de residencia en Andorra permite a una persona vivir en Andorra, pero no cambia automáticamente la residencia fiscal a Andorra. Aunque una persona puede residir en diferentes países, sólo puede tener una residencia fiscal. La mayoría de los países miembros de la OCDE utilizan ciertos criterios, que se resumen en los convenios de doble imposición (CDI). Andorra también hace uso de estos criterios para determinar la residencia fiscal legal.

Diferentes puntos se aplican para determinar una residencia fiscal en Andorra. Aquí es donde el CDI juega un papel importante, pero incluso sin la existencia de un convenio de doble imposición, a menudo se aplican los mismos factores y criterios para determinar la residencia fiscal y, por tanto, la obligación tributaria.

Los tres factores más importantes son:

1. Vivir en Andorra por más de 183 días al año. Una persona se considera un residente fiscal del Estado en el que tiene un hogar permanente a su disposición.
2. El centro de interés económico se encuentre en Andorra.
3. La familia vive en el país (pareja legal e hijos menores). El llamado centro de interés vivencial.

Si no cumple con alguno de estos criterios, la nacionalidad que tenga puede ser el factor para determinar el lugar de la obligación tributaria sin restricciones. Si existe un convenio de doble imposición, ambas autoridades fiscales son responsables de resolver el conflicto.
La persona interesada puede solicitar un certificado de residencia fiscal en cierto país, que luego determinará con claridad la obligación tributaria en este país.

Queremos recalcar que lo concerniente a la obligación tributaria puede ser una cuestión muy compleja. Por lo tanto, recomendamos encarecidamente una consulta más personalizada con nuestros consultores, así como con nuestros asesores fiscales.